Entradas populares

Páginas vistas en total

Entradas populares

Follow by Email

Seguidores

viernes, 21 de octubre de 2011

Nesia la Astur


Nesia la astur
Primer capitulo: Año del señor de 380
Nesia pertenecía  a la tribu de los Fulgueros, los encargados de cuidar del monte donde habita el dios de los Truenos, el todo poderoso Fulguero.
Ella nació esclava en la ciudad de Asturica  Augusta Emérita, pero estaba  a punto de recobrar  su  libertad y regresar cerca de la tierra de sus antepasados.  Al día siguiente contraería matrimonio con el soldado Marco Maíllo, que  tras veinte años de servicio ha pasado a la vida civil. Como  premio  por todos estos años le han dado unas tierras,  muy cerca de las tierras de  los antepasados  de la que pronto será su esposa. También se ha convertido al catolicismo la nueva religión, que cada día tiene más fuerza en el Imperio Romano. Nesia como se dijo era  esclava pertenecía   a la familia de Tito Publio Casio, un rico comerciante, que vive en la ciudad, al que sirve  desde  hace unos diez años.  La  compró  a Pompeyo el Procurador Metallorum, cuando se deshizo de todos sus vienes al regresar a Roma, al no ser rentables las extracciones de oro, de las hasta hace poco  ricas minas de las Medulas, las Miedolas en Omaña y demás extracciones  de  tamaño más pequeño, pero no por eso  menos ricas en el preciado metal. Precisamente de uno de  estos  últimos  lugares  mágicos,  en Omaña,  desciende   Nesia.
Sus quehaceres diarios al servicio de  su  amo son: el cuidado de la domus  y en especial de la  señora Oliva,  a la cual le ha tomado mucho cariño en los años que lleva  con ella, ayudándole  a cuidar de sus hijos, unos jovencitos que  ya colaboran con su padre en los negocios familiares.
La señora Oliva es una cristiana que acude  a los oficios religiosos todos los días,  a los que se hace acompañar por la joven esclava, lo que le valió  el conocer a Marco, que se enamoro de  ella  y le  hizo soñar con las tierras de sus antepasados.
 Marco estuvo formando parte de  la centuria, que se encargaba de la vigilancia y transporte del oro sacado en Omaña, para su traslado hasta Asturica, donde al unirlo con el de las Medulas, viajaba todo junto hasta Roma. Estos últimos años que la producción de oro era escasa había estado luchando en la Galia defendiendo a Roma  de los invasores Germánicos. Hace más de un año que recibió la licenciatura y al no tener a  donde ir recordó las tierras de Omaña y junto con su hermano hizo gestiones para que le cedieran una parte  de esas tierras que tanto le habían enamorado. Pensaron en labrar el campo y sembrar centeno,  nabos, lino, garbanzos, criar ganado lanar y vacuno. Su hermano se llamaba Constantino, aún le quedaba un año para licenciarse, pero acordaron que  Marco se adelantase y fuera preparando todo lo necesario. Él en cuanto obtuviese la licenciatura se uniría  a ellos, mejor dicho a él, pues lo de Nesia había surgido sin pensar.  

No hay comentarios: